sábado, 13 de noviembre de 2010

EL SÁHARA MERECE UNA INVESTIGACIÓN

Fuerzas marroquíes desmantelan un campamento de miles de viviendas de saharauis
cerca de El Aaiún, Sáhara Occidental,
el 8 de noviembre 2010. © AP / Maghreb Arabe Presse / HO.



EL SÁHARA MERECE UNA INVESTIGACIÓN
Amistía interacional
 El pasado 8 de noviembre las fuerzas de seguridad marroquíes llevaron cabo una operación en el campamento de Gadaym Izik, cerca de El Aaiún, en el Sáhara Occidental, un asentamiento informal de tiendas de campaña y viviendas improvisadas que alberga a miles de saharauis. Informes de activistas locales señalan que las fuerzas de seguridad irrumpieron en el campamento, golpeando a los residentes y usando gases lacrimógenos y cañones de agua caliente para obligares a salir de las tiendas, que quemaron o derribaron. Lo que podría indicar un uso excesivo de la fuerza. Por su parte, fuentes gubernamentales indican que, en el desarrollo de esta operación y en los días posteriores, nueve personas, ocho de las cuales pertenecían a las fuerzas de seguridad, perdieron la vida.

Desde el 10 de octubre de 2010, miles de saharauis han levantado un campamento en el desierto, a unos 10 o 13 kilómetros al este de la ciudad de El Aaiún, con el fin de exigir mejores oportunidades de trabajo y vivienda. Desde entonces, el ejército marroquí mantiene una fuerte presencia en torno a este campamento. Según las autoridades marroquíes, la operación era necesaria para liberar a los residentes del campamento que estaban retenidos allí contra su voluntad y que ellos sólo respondieron a la fuerte resistencia con la que fueron recibidos. En cambio, según los residentes del campo lo que hicieron las fuerzas de seguridad marroquíes fue sacar por la fuerza a miles de saharauis del campamento.

Estos hechos evidencian la necesidad de incluir un componente de vigilancia de los derechos humanos en el mandato de la MINURSO, el órgano de la ONU que supervisa el acuerdo de alto el fuego alcanzado entre Marruecos y el Frente Polisario en 1991. Sin este componente la eficacia de la MINURSO se ve debilitada y no permite que se investiguen adecuadamente los abusos contra los derechos humanos.

Ante la magnitud de estos hechos y la incertidumbre sobre lo que realmente ocurrió en Gadaym Izik, es necesario que las autoridades marroquíes abran de forma inmediata una investigación independiente para conocer a ciencia cierta lo que sucedió, si es precioso con la ayuda de las Naciones Unidas. De la misma manera, si se demuestra que se ha dado un uso excesivo de la fuerza, los responsables deben responder de sus actos ante la justicia. Por ello, tu firma es necesaria.
Ya somos 20.885 firmantes
Pide al gobierno de Marruecos que investigue estos hechos.

2 comentarios:

  1. Es doloroso lo que sucede en el Sáhara, no se si algún día la humanidad se veo libre de esta clase de acontecimientos que duelen y averguenzan
    un abrazo
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Es inhumano, doloroso, aberrante...lo quee está pasando en Sahara. Como persona y cómo periodista pido que esta aberración de los derechos fundamentales de las personas no quede impune. Y pido también una condena por parte la comunidad internacional y el Gobierno español. Se les tenía que caer la cara de vergüenza porque están cerrando los ojos ante la barbarie y los asesinatos indiscriminados.

    Gracias a los peeriodistas por jugarse la vida al contarnos lo pco que Marruecos deja que salga de información del Sahara.

    Un abrazo

    cargadadelibros.blogspot.com

    ResponderEliminar

yo te traigo las historias, tú saca tus propias conclusiones...