jueves, 10 de septiembre de 2009

POR LA IGUALDAD DE DERECHOS.

Somos seres para construir y no para destruir, aunque algunos opten por la guerra. 
Todos vinimos con misiones diferentes, cada cuál debe descubrir la suya, y cada uno debe construir su camino y llegar a su meta, sin importar los espectadores. Si hay entusiastas partidarios de nuestras ideas, y elecciones mejor para llegar, pero si el camino se puebla de espinas, igualmente debemos conseguir  la meta sorteando los obstáculos, y luchando por nuestros derechos, siempre que se construya sobre la base positiva del amor y la igualdad,  porque todos somos iguales y seguramente  provenimos de una entidad sin género.


En un mundo donde pululan por las calles niños abandonados y hambrientos, donde la prostitución, el trabajo y la delincuencia infantil es moneda corriente, es claro que el modelo de sociedad y familia tradicional no ha sido del todo un triunfador en el sistema. Un sistema donde los gobiernos muchas veces no poseen las capacidades para subsidiar una sociedad empobrecida, donde las clases sociales cada vez se alejan más unas de otras, la reflexión sería: cuando alguien quiere proteger y amar a esos niños, ¿ debería haber alguna duda si se le debe dar la oportunidad a ambos de dar y recibir amor y atención? Estamos en el siglo XXI, ya sabemos que la homosexualidad no es un trastorno, sino una opción y que ni la honestidad ni moralidad están en tela de juicio, en estas personas. Una opción que la historia comprueba que existió desde siempre, pero siempre ha sido condenada. Hoy ¿qué dudas tenemos sobre su rol y responsabilidad en esta sociedad?


Yo nací mujer, fui niña, novia, esposa amante, madre, amiga y moriré femenina, es mi sexo y mi elección en esta vida, digamos que mi género se corresponde con mi elección…y ¿si no hubiera sido así?, ¿me hubieran aceptado mis padres, mis amigos, mis compañeros de estudio y de trabajo, mis vecinos? ¿hubiera tenido la opción de ser madre y criar niños? Ustedes, ¿todos me aceptarían? Sé fehacientemente que algunos, con sólo leer este artículo, querrán dejar de visitarme, y que otros concordarán con mi opinión. Pero no por perder la aprobación de alguien,  dejaría jamás de decir mi opinión .


En Uruguay, se aprobó en el senado la ley de adopción por parte de parejas homosexuales, siendo el primer país en Latinoamérica en  aprobar leyes de este tipo, que igualen los derechos de los humanos, sin importar su género.
Muchos están en desacuerdo: algunos políticos moralistas, las iglesias y los creyentes radicales. Yo respeto sus opiniones, pero creo que no importa tanto el sexo ni la elección de género de la persona, sino el amor real que esos individuos estén dispuestos a darle a esos niños, que si se dan en adopción, es porque seguramente sus padres (de género y opción: femenino y masculino), los han abandonado y que nacieron con un sexo y la libertad de optar luego, pero  sobretodo con derecho a ser amados.
 Otra batalla ganada por la igualdad de derechos, para todos, porque todos somos seres con sentimientos, sobre todas las cosas.


Sandra Gutiérrez Alvez




Llegando a esta tierra sólo un espíritu éramos,
sólo luz y amor, sabiduría y cielo,
ni género, ni sexo, sólo un alma sin tiempo
y un cuerpo de humano ganamos
y elegimos quedarnos.
Y en ese instante olvidando el pasado
construimos un presente, emprendimos un futuro,
y fuimos cómplices de nuestro destino,
eligiendo cada cual nuestro camino …

 SEDA





Información sobre esta ley.
Montevideo Portal
imágenes tomadas de internet

13 comentarios:

  1. Me gustó mucho tu articulo.. excelente y vaya que si vale la pena luchar por la igualdad de derechos...


    Un abrazo siempre solidario
    Saludos fraternos

    ResponderEliminar
  2. Rompedor, realmente no tengo palabras, seguiremos luchando, ya sabes que aqui tienes a un amigo.

    ResponderEliminar
  3. Querida Seda, magníficas las letras que de forma ordenada nos has regalado. Si la humanidad pensara en la palabra AMOR, sin importar a quién, la mayoría de los problemas no existirían.
    Considero que las leyes en pro de la igualdad son muy importantes, pero es triste que nuestras mentes estan mucho más atrasadas que las mismas, aún así tenemos que seguir luchando.

    Un saludo desde Sevilla

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Seda!
    Un gran articulo, sincero y actual.
    Felicidades.

    Saludos de J.M. Ojeda

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Bien por Uruguay!!
    Magnífico artículo Sandra. Nosotras, las mujeres, somos quienes más debemos poner de nuestra parte para acabar con el machismo y con las diferencias... debemos educar en igualdad y respeto y exigir la participación de los hijos -en las tareas de la casa- sin importar su sexo. Debemos romper con la "supremacía" machista en la familia...
    Un beso desde el sur de España

    ResponderEliminar
  6. .. voy hoy con muchisima prisa agggg pero te dejo un besito..

    ResponderEliminar
  7. Amiga Seda...con la iglesia hemos topado...creo que somos casi 7000 millones de "personas",hablamos unos 7000 idiomas en el mundo,las distintas políticas, religiones, pensamientos....uuuufffff es imposible que lleguemos a entendernos...lo que para unos es lógico, para otros es una aberración...condición de la raza humana. Seda, un placer leerte.Besitos mil para ti

    ResponderEliminar
  8. Seda ...eres genial... valiente... clara...
    y encimas nos ofreces tu regalo en esta página...
    Que suerte tenemos de que exista tu mundo y tu.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Una buena noticia esta, creo como vos que nuestra misión en la vida es ir acercándonos cada día un poco más hacia el amor, la verdad y la libertad, en eso estamos desde todo el tiempo, el primer gran paso es sin duda el respeto.
    Ha sido un gusto encontrate y leerte.
    Te sigo........
    Besos:)

    ResponderEliminar
  10. Hola Seda!^^
    Gracias por pasarte por mi blog. Es un verdadero placer conocerte y leerte.

    Me pasaré por aquí tan pronto como actualices. Un abrazo ^3^

    ResponderEliminar
  11. Por tí me entero de esta noticia. Uruguay país de avanzada ;-) Comparto tu opinión. Recibe muchos saludos solidarios desde Berlín.

    ResponderEliminar
  12. Estoy de acuerdo con tu artículo y reflexión expuestas en este blog. Debemos luchar por la igualdad de derechos porque todos somos seres humanos y merecemos el mismo trato. Y justamente hoy en mi blog publiqué una reflexión sobre nuestra misión...

    Te mando saludos.

    Ángel Poético

    ResponderEliminar
  13. En tono jocoso, un amigo decía: Mientras no sea obligatorio...
    Dicho en serio, tenía razón. No son leyes excluyentes, sino integradoras, pues nos igualan en derechos y deberes, y encima no obligan a nadie.

    Un beso,

    ResponderEliminar

yo te traigo las historias, tú saca tus propias conclusiones...